jueves, 25 de junio de 2009

"Las chicas son guerreras"


Hace veinte o treinta años Maruja Torres periodista y escritora acuño la frase: la democracia y yo con estos pelos, diría ahora: el arte y yo con estos pelos. Porque sigue cogiéndome de sorpresa que en los albores del siglo XXI la figura de la mujer como artista -por no hablar del rol de la mujer en otros ámbitos- siga siendo ninguneada por artistas e intelectuales, críticos, políticos…
Algunos con condescendencia nos “conceden” inteligencia, pero aseveran que no ha existido ningún genio entre nosotras, y si nos remitimos a las artes plásticas el acerbo ninguneador es aún más sangrante.
¿Quién ha dictaminado hasta ahora la genialidad de un artista? Los críticos o historiadores del arte sobre otros artistas; ambos hombres.
¿Quién se siente capacitado para evaluar que la aportación de un artista es superior o inferior a la de una artista?
Se habla de sensibilidad femenina...

Sin embargo si contempláramos un cuadro sin conocer la autoría de su creador, ¿sabríamos sentenciar a que género humano pertenecen?
La delicadeza, la sensibilidad, son los únicos aditivos que se nos atribuyen. ¿La fuerza la revolución, la trasgresión, la provocación o la clarividencia etc. es patrimonio masculino?
¿Es el arte una cuestión de testosteronas o de progesteronas? En mi opinión, las obras contienen estos ingredientes tanto si corresponde a un género como a otro.
¿Por qué la presencia en museos de autoras es prácticamente nula, o de baja intensidad?
¿Por qué en las galerías o los premios de pintura la participación de las creadoras seleccionadas y premiadas es tan solo de 10%?
¿Es cierto que hasta el renacimiento no “alumbra” o hace aparición la primera mujer pintora Sofonisba Anguissola? Muchas artistas trabajaban en los talleres del renacimiento y con posterioridad, o así al menos lo aseguran cada día más los historiador@s del arte. Os invito a leer un gran artículo encabezado: Mujeres que no firman, de Vincent Ibiza, en él nos habla de las hijas de pintores como Tintoretto que se quedó desolado cuando su hija María falleció; no sólo por su pérdida además era su mano derecha; e incluso se dice que sus mejores obras son de su autoría o la Juan de Juanes etc.
¿Cómo se autentifica una firma? ¿Es su auténtico dueño el abajo firmante?
Observo aún todavía, qué los “rankings” que suelen hacerse a los hombres sobre los genios en las artes o las obras imprescindibles en su formación, en su gusto, casi siempre declaran a otros hombres…
¿Por qué?
Multitud de mujeres pueblan el panorama de las disciplinas artísticas, todo el mundo conoce a Goya, a Velázquez, a Picasso, sin embargo pocos o pocas conocen y reconocen a Lavinia Fontana, Artemisia Gentilechi, Rosalba Carriera, Berthe Morisot, Eva Gonzales, Mary Cassatt , Sonia Delauny, Maruja Mallo, Rosario Varo, Camille Claudel, Leonora Carrington, Leonor Fini, Marie Blanchard, Julia Alcayde, Carolina del Castillo, Catarinna van Hemessen, Judith Leyster, Aurelia de Sousa, Mary Bealy, Anna Bacherini Piatola, Anna Dorothea Therbusch, Seraphine de Senlis, Elisabeth Vigée-lebrun, Angélica Kauffmann, Adélaide Labrille-Guiard, Lilly Martin Spencer, Ellen Day Hale, Paula Modersohn-Beker, Héléne Schjerfbeck, Romaine Brooks, Käthe Kollwitz , Fridel Dethelffes-Edelmann, Anna Moses, Vanesa Bell, Alice Nell, Jenny Saville, María Sorolla, Gwen Jhon , Natalia Gonchanova, Carmen López del Castillo, Olga Rozanova, etc. etc. etc. La lista es interminable.
¿Cuantas de sus obras son presenciales en los museos, en los libros sobre arte se las menciona de pasada cuando se la menciona, cuantos las conocen, cuantos las admiran, a cuantos les emocionan; cuantos las mencionan como referentes…?
En el año 84 aparece un grupo de artistas y escritoras cuyo nombre de “guerra” es Guerrilla Girls se autodenominan como la “conciencia del mundo del arte”, mantienen oculta su identidad; que no sus actividades artísticas y activistas con el fin de abrirse un hueco en la historia de la pintura.
Con seudónimos como Georgia O´keaffe o Frida Khalo, Tamara de Lempicka; uno de sus postulados:
¿Tienen las mujeres que estar desnudas para entrar en el Metropolitan? En los 90 declararon:
Si publicásemos nuestros nombres nuestras carreras como artistas morirían, perderían efectividad en sus intereses como colectivo y ellas no se centran en su individualidad de artistas.
Cecilio Plá Gallardo pintó un cuadro en el 19 cuyo título es: Mujeres detrás de una cortina, aún continuamos ahí.
Me gustaría concluir, deseando que en el presente y en el futuro no sólo se trate a las artistas como raras avis o morando en una casa de muñecas artística de la que nos rescate Ibsen o siendo musas inspiradoras que no realizadoras. Para ser tan solo artistas valorad@s por igual por su aportación , capacidad de seducir, de conmover, de trasgredir, de sorprender, de apasionar, por su fantasía, por su talento, por su imaginación , por su genialidad , por su misterio, sin discriminación ni olvido ni paternalismo de género.
Obra de Cecilio Pla Gallardo,y ensayo de Paloma Blázquez

No hay comentarios:



Este blog apoya la Red blogger contra la pederastia
En recuerdo y homenaje a MARILUZ y todos los niños del mundo que lo han sufrido. Participa haciendo click aquí o sobre la imagen.

Buscar este blog